Los marketeros no están dispuestos a renunciar al trabajo flexible y al teletrabajo