El 75% de los consumidores españoles que dejó de comprar una marca lo hizo por el precio